Venta de posters y carteles

El póster y el cartel tienen muchas similitudes y, de hecho, en un sentido comercial son exactamente lo mismo, siendo póster un anglicismo de cartel. Pero en otros ámbitos son diferentes.

El cartel tiene como finalidad, obviamente, ser visto, transmitir rápidamente su mensaje o acompañar estéticamente una infraestructura y calar en la persona que lo descubre, pero no suele contener gran cantidad de detalle por dos razones. La principal es transmitir directamente el mensaje, pero también se tiene en cuenta que al estar situado en el exterior no se puede presuponer que un transeúnte que pase por allí vaya a dedicarle voluntariamente tiempo para analizarlo.

Un póster, sin embargo, es más propio de interiores, normalmente de un tamaño menor al cartel y con un mayor número de apoyos decorativos bien en el dibujo o en las palabras.